El 2 de enero de 1935, comenzó el ”juicio del siglo” por el caso de secuestro y asesinato del bebé de 20 meses de vida, Charles Lindbergh Jr. Bruno Hauptmann, un inmigrante ilegal y ex soldado alemán en la Primera Guerra Mundial, fue acusado por el secuestro y asesinato del bebé Lindbergh después de recibir, en 1932, un rescate de $50,000. En septiembre de 1934, se encontró un certificado de oro por el valor del dinero del rescate con el número de placa del automóvil que pertenecía a Hauptmann. El juicio, ampliamente difundido y de corte sensacionalista, duró más de un mes y terminó con la condena a pena de muerte de Hauptmann.