Read in English

Daños Causados por Sustancias Toxicas

Químicos tóxicos y sustancias tóxicas

Un acto ilícito de orden tóxico se describe como una lesión al cuerpo o a la situación económica de una persona como consecuencia de una sustancia tóxica debido a la negligencia de otra persona. A continuación, encontrará las formas comunes de sustancias tóxicas y una descripción de sus síntomas.

  • Amianto: material de construcción utilizado en hogares, escuelas, astilleros y edificios. Si bien ya no se utiliza más, el efecto deasbestos la exposición al amianto puede sentirse en forma de mesotelioma, una enfermedad pulmonar grave, de 20 a 50 años luego de la exposición. La amiantosis es una enfermedad no cancerígena causada por las fibras de amianto que se alojan en los pulmones. La amiantosis puede causar dificultad para respirar, fatiga, dolor en el pecho y graves problemas cardíacos.
  • Benceno: el benceno es un líquido incoloro que se encuentra en el humo del cigarrillo, pesticidas, medicamentos, detergentes, pinturas, tintas, plásticos, pegamentos, tinturas y en otros productos industriales. El benceno puede causar leucemia y puede expandirse en el medio ambiente a través del agua del suelo, la lluvia y la nieve. Las víctimas más comunes son los trabajadores que fabrican o trabajan con materiales que contienen benceno.
  • Monóxido de carbono: el envenenamiento por monóxido de carbono ocurre con mayor frecuencia en hogares y vehículos y puede ser mortal. Debido a que el monóxido de carbono es incoloro e inodoro, puede dañar o incluso matar antes de que pueda percibirse. Los efectos del monóxido de carbono varían de persona en persona, aunque generalmente se caracterizan por fatiga, mareos, dolores de cabeza y síntomas similares a los de la gripe. Los peligros para la salud relacionados con el monóxido de carbono incluyen hipertensión, dolores de cabeza, confusión, pérdida del conocimiento, isquemia miocárdica, fibrilación arterial, neumonía, edema pulmonar, hiperglucemia, insuficiencia renal aguda, lesiones en la piel, debilitación visual y auditiva y paro respiratorio.
  • Creosota: la creosota se usa más comúnmente para preservar la madera en las traviesas de los rieles y postes de teléfono, pero también se usa en insecticidas, esporicidas, fungicidas y acaricidas. Aquellos que trabajan en las industrias relacionadas con la preservación de la madera son los que corren mayor riesgo, pero también corren riesgo las personas que trabajan con asfalto, brea, goma, producción de coque, acero y producción de neumáticos. La ingestión accidental de creosota puede causar ardor o dolor en la boca, la garganta o el estómago. La exposición a la piel puede causar irritación en la piel, quemaduras, confusión, convulsiones, problemas renales, problemas hepáticos, pérdida del conocimiento o muerte. La exposición prolongada puede causar enfermedades respiratorias y cáncer.
  • Envenenamiento por plomo: el envenenamiento por plomo puede ser causado por la inhalación de polvo o el consumo de pinturas a base de plomo. Los que corren mayor riesgo de intoxicarse con plomo son los niños de 6 años de edad o menos, ya que sus cuerpos pueden absorber el plomo con una intensidad mucho mayor que los adultos. Las fuentes comunes de envenenamiento por plomo son las casas en mal estado o las recién renovadas que fueron construidas antes de 1978. Los efectos del envenenamiento por plomo incluyen trastornos nerviosos, problemas de comportamiento, lesiones cerebrales, problemas de aprendizaje, crecimiento retrasado, pérdida de la audición, ataques, convulsiones, estado de coma o muerte.

Éstas son sólo algunas de las muchas sustancias que pueden provocar lesiones graves o la muerte. Si usted o algún conocido suyo han estado expuestos a químicos o sustancias nocivas, es fundamental que busque el asesoramiento de un abogado calificado para asegurarse de obtener una adecuada compensación por las lesiones sufridas.