Read in English

Delitos financieros

El delito financiero se comete en un entorno profesional o comercial con el objetivo de ganar dinero. Estos delitos no son violentos, pero ocasionan pérdidas a compañías, inversores y empleados. Estos delitos incluyen fraude, hurto y algunas otras violaciones de la ley.

Fraude penal

  • Fraude de computadoras: hurtar datos bancarios, tarjetas de crédito e información propietario que se encuentra almacenada en computadoras.
  • Quiebra fraudulenta:ocultar activos, engañar a los acreedores o presionar ilegalmente a los deudores.
  • Fraude en el ámbito de la salud:aceptar coimas, facturar servicios no realizados, facturar equipos innecesarios o servicios prestados por una persona menos capacitada. Este tipo de fraude se comete en todas las áreas de la atención de salud, esto incluye hospitales, atención domiciliaria, servicios de ambulancia, médicos, quiroprácticos, hospitales psiquiátricos, laboratorios, farmacias y hogares de ancianos.
  • Fraude de seguros:falsificar, exagerar o “inflar” los hechos de un reclamo.
  • Fraude postal: utilizar el correo de los Estados Unidos para cometer un delito.
  • Fraude gubernamental: participar en actividades fraudulentas relacionadas con la vivienda social, los programas de agricultura, la defensa, los programas educativos y otras actividades gubernamentales. Éstas incluyen: soborno en los contratos, confabulación entre contratistas, facturación doble o falsa, certificación falsa de la calidad de partes y sustitución de partes con irregularidades o falsificadas.
  • Fraude financiero: participar en actividades fraudulentas relacionadas con los préstamos comerciales, la falsificación de cheques o de instrumentos negociables, el fraude hipotecario, la circulación de cheques en descubierto, y las solicitudes o los formularios falsos.
  • Fraude de valores: manipular el mercado y hurtar cuentas de valores.
  • Fraude a través del telemarketing: usar el teléfono como medio principal para comunicarse con las potenciales víctimas. Los operadores de ventas telefónicas usan múltiples alias, números telefónicos y ubicaciones; además cambian su línea de productos y argumento de ventas con frecuencia.
  • Falsificación: impresión de dinero falso o fabricación de ropa, bolsos y relojes de diseñador falsos.

Hurto

  • Extorsión: exigir dinero a cambio de no causar daño físico, dañar la propiedad, acusar a alguien de un delito o revelar sus secretos.

Violación de leyes escritas

  • Violaciones leyes antimonopolio: fijar precios y crear monopolios.
  • Violaciones de leyes medioambientales: liberar sustancias tóxicas en el aire, agua o suelo que dañen a las personas, la propiedad o el medio ambiente; esto incluye la contaminación aire, del agua y los vertederos ilegales..
  • Evasión impositiva: no presentar declaraciones de impuestos o presentar declaraciones de impuestos falsas.
  • Coima: remunerar a una persona o compañía con el propósito de influenciarla y obtener ganancias. Las comisiones ilícitas o coimas tienen como resultado una ventaja, un beneficio o una oportunidad desleal, ante otros que están mejor capacitados u ofrecen precios más competitivos. Las coimas dañan a las empresas, ya que interfieren con el funcionamiento correcto de la competencia en el mercado.
  • Abuso de información privilegiada: negociar con acciones u otros valores usando información confidencial sobre hechos importantes, a la que el público general no tiene acceso.
  • Soborno: ofrecer dinero, bienes, servicios o información con el propósito de influenciar las acciones o decisiones del destinatario.
  • Lavado de dinero: ocultar ingresos, obtenidos gracias a actividades ilegales, para que éstas no sean detectadas. Las actividades ilícitas se blanquean para que parezca que los fondos se generaron por medios legítimos..
  • Corrupción pública: uncionarios federales, estatales o locales que abusan de la confianza pública o de su poder, generalmente con cómplices sector privado. Un funcionario del gobierno viola la ley cuando pide o acuerda recibir algo de valor a cambio de dejarse influenciar en el desempeño de sus obligaciones.

Defensa

Los delitos financieros están determinados por los principios generales de la responsabilidad penal. Cada delito incluye un acto ilícito, el dolo y una relación de causalidad. Muchas de las defensas contra los delitos financieros son las mismas que se usan con otros delitos e incluyen:

  • Demencia
  • Intoxicación
  • Incapacidad (el acusado no tenía la capacidad para cometer el delito)
  • Coacción (otra persona indujo al acusado a cometer el delito)
  • Inducción por agentes

Inducción por agentes del gobierno a cometer un delito

Una defensa habitual de los delitos financieros es este tipo de inducción, en la que personal gobierno ofrece al acusado la oportunidad de cometer un delito que, de otra manera, él o ella no hubiese cometido. El acusado argumenta que no hubiese tenido la propensión de cometer el delito sin la inducción gobierno. Un juez estudiará la situación desde el punto de vista acusado para decidir si éste fue inducido a cometer el delito que luego se lo acusa o no. Para tener éxito en una defensa por este delito, el acusado debe probar que el gobierno lo indujo a cometer el delito y que, además, no tenía la predisposición de cometerlo.

Esta defensa no prosperará si la persona tiene la intención de violar la ley y los agentes del gobierno meramente le proporcionan una oportunidad favorable para cometer el delito. Por ejemplo, no se considera una inducción por agentes del gobierno a cometer un delito del que luego se acusará a la persona cuando un agente del gobierno finge ser otro y se ofrece, ya sea directamente o a través de un informante u otro señuelo, para participar en una transacción ilegal con la persona. Aquí, no se considera una inducción a cometer un delito, ya que la persona está dispuesta y tiene la intención de cometerlo; los agentes del gobierno sólo le ofrecen una oportunidad de hacerlo. Por otro lado, deberá absolverse al acusado, si las pruebas dejan alguna duda fundada de la predisposición de éste a cometer el delito sin la inducción o persuasión por parte del funcionario u agente del gobierno.

Sentencia

Tanto las personas como las sociedades pueden ser acusadas de cometer delitos financieros. Las penas por delitos financieros son multas, arresto domiciliario, costas procesales, confiscaciones, indemnización, libertad bajo supervisión y prisión. Si el acusado ayuda a las autoridades en su investigación, la sentencia puede llegar a reducirse.