Los abogados descubren oportunidades en la ‘blogosfera

Por Tami Kamin-Meyer, abogada

15 de julio de 2008

El blogging, inicialmente el ámbito de comunicación de los jóvenes con conocimientos en tecnología, se ha convertido en lo contrario al Trix, que se promociona como el cereal “para niños”. Cada vez son más los abogados que crean blogs sobre sus prácticas legales, fallos judiciales o cualquier otra cosa que se les ocurra.

“El blogging no sólo representa una oportunidad para expresarse, sino que también es una excelente forma de comunicar experiencias”, dice Larry Bodine, presidente del estudio Larry Bodine Marketing con sede en Chicago. Bodine, un abogado que interrumpió el ejercicio del derecho en 1982 para dedicarse a su pasión, el asesoramiento en la promoción de estudios jurídicos, cree que todos los abogados deberían participar en los blogs.

“Entre otras cosas, un blog es un excelente método para generar nuevos negocios, crear conexiones de clientes u obtener remisiones de otros abogados”, explica. “Los blogs son fáciles de crear y además son económicos”.

El blogging ha ayudado al abogado Ernie Svenson, de Nueva Orleáns, de varias maneras. “No lo puedo calcular”, sostiene. Aunque no sabe con certeza si los clientes lo llaman por el blog, él asegura: “Sé que consigo trabajo gracias al blog porque tengo un mayor reconocimiento”.

Bodine, sin embargo, dice estar convencido de que el blogging ha sido de gran ayuda en su carrera. “Recibo una llamada por semana de periodistas que visitaron mi blog y eso me ha brindado una mayor exposición mediática”.

Las ventajas y desventajas del blogging

Svenson cuenta que el blogging lo conecta con el mundo. Le encanta recibir opiniones, comentarios y correos electrónicos de los lectores de su blog, quienes lo conocen en el ciberespacio como “Ernie, el abogado”.

Para el abogado dedicado a los litigios empresariales, el blogging ha expandido su universo. “El hecho de tener un weblog me cambió la visión del mundo”, sostiene. Por ejemplo, cuenta que solía preocuparse cuando dejaban comentarios negativos en su blog, pero ahora lo toma con calma. “En algunos casos es difícil de tolerar pero también me ha ayudado a ser indiferente a las críticas”, explica.

Hace cuatro años que Tony Colleluori tiene su blog, pero a veces no puede realizar nuevas publicaciones de forma constante. Según el abogado defensor penalista de Long Island, “es difícil acostumbrarse a mantener un ritmo”. Es tan fanático de los blogs que generalmente hace comentarios en los blogs de otros escritores y termina ocupando el tiempo que necesita para su propio blog.

Es importante que los abogados que tienen blogs no divulguen información confidencial de sus clientes en los comentarios que publican allí. Para evitar que esto suceda, Colleluori obedece una regla: no publica material en su blog mientras participa en un juicio. De esta forma, no hay posibilidades de divulgar accidentalmente información que no debe hacerse pública.

Svenson publica material en su blog con un criterio similar. Cumple estrictamente con la obligación de no divulgar información confidencial. “No hablo sobre mis casos o mis clientes”, afirma. Su cuidadosa elección de palabras también es estratégica. “No quiero que la parte contraria llegue a comprender bien mi manera de pensar”, explica.

Consejo para leer o escribir un blog de abogado

Independientemente de si usted es un cliente potencial en busca de un abogado que lo represente en un asunto legal o un abogado que desea entrar al mundo de los blogs, tenga en cuenta ciertos factores en el momento de decidir qué leer o sobre qué escribir.

A los abogados bloggers, Bodine les aconseja: “establezcan el área [del derecho] que genera más dinero [al estudio jurídico] y luego publiquen material sobre eso”. Si necesitan más ideas, él propone publicar material sobre leyes estatales nuevas, decisiones de la corte tomadas recientemente e incluso sobre las novedades en la legislatura estatal. Y propone una idea todavía mejor: “escriban sobre un caso que ganaron; una historia de éxito”.

Antes de escribir en un blog, Svenson recomienda investigar el procedimiento. Muchos programas de software alojan blogs; algunos lo hacen sin cargo. Los bloggers potenciales deben decidir si desean vender publicidad en sus blogs o permitir que los lectores hagan comentarios sobre las publicaciones.

A las personas que buscan información específica en un blog, Bodine les recomienda limitar la búsqueda lo máximo posible. Por ejemplo, si buscan un abogado que se especialice en un área del derecho específica, recuerden incluir la palabra “abogado” o “letrado” en la descripción de su búsqueda en el blog.

Colleluori está de acuerdo. “Si usted busca información general, existen muchos blogs para consultar”, explica. “Pero si busca información particular, visite un sitio escrito por personas con conocimiento específico sobre el tema”.

Bodine recomienda a los lectores verificar si se ha publicado material recientemente en el blog. “Elija un blog que se mantiene activo en lugar de un blog que parece muerto”, explica. Un blog pasa a ser obsoleto rápidamente, por lo tanto, si no se agregan nuevas publicaciones de forma constante, los lectores no tendrán motivación para volver a ingresar.

Tami Kamin-Meyer es una abogada de Ohio. También posee licencia para ejercer en la Corte Suprema de los Estados Unidos. Es una escritora independiente cuyo nombre ha encabezado varias publicaciones del campo legal.