Sistema de justicia juvenil

Read in English

Sistema de justicia juvenil

         
Cuando un menor es acusado de cometer un delito penal o un delito que resulta de una condición (status offense), el funcionario responsable de recibir a los juveniles en el tribunal de menores decide cómo procederá a través de las etapas del sistema de justicia penal. El funcionario evalúa muchos factores, como por ejemplo:

  • El grado de probabilidad de que el joven haya cometido el hecho.
  • La gravedad de la ofensa o el nivel de violencia del hecho. Por ejemplo, ¿es la primera vez que se ausenta de la escuela?
  • La posibilidad de que el menor haya tenido algún contacto previo con el sistema de justicia juvenil que justifique una medida severa, como por ejemplo la libertad probatoria o presentar una solicitud de supervisión en un tribunal de menores.
  • La necesidad de que el menor sea detenido temporalmente en un centro de justicia juvenil.
  • Los posibles beneficios de presentarse ante un tribunal especializado.
  • La aplicación de medidas extrajudiciales o la utilización de programas alternativos como la respuesta adecuada al caso. Por ejemplo, si un menor fue visto destruyendo la propiedad de una persona, ¿el tribunal debería exigirle al menor que indemnice a la víctima por los daños y que también asista a sesiones deterapia?

 
Si la parte denunciante no es uno de sus padres, cuando el menor es llevado al interrogatorio, es necesario contactar al padre que tiene la custodia del menor o al tutor. Durante las primeras 24 horas en custodia, el menor debe presentarse ante un oficial de libertad probatoria, juez o árbitro judicial. A esto se le llama comparecencia inicial o preliminar.

Incluso, si un oficial de policía o un funcionario escolar presenció el acto ilícito, existe la posibilidad de que el menor sea liberado, con la condición de que regrese para la audiencia de adjudicación en el tribunal de menores. Si el tribunal decide que el menor debe ser juzgado, se debe realizar una audiencia de detención. En algunos estados, esta audiencia debe celebrarse antes del segundo día hábil luego de la detención del menor.

¿Juzgado como adulto o como menor?

Una vez que se solicita la petición, el juez o árbitro judicial debe decidir si el joven será juzgado ante un tribunal de menores o si será sometido a una audiencia de transferencia o de renuncia de jurisdicción con el fin de establecer si el caso debe ser tratado en el sistema de justicia penal de adultos.

Cuando las autoridades del tribunal de menores deciden transferir un menor a un tribunal de adultos, generalmente analizan los siguientes criterios establecidos por la Corte Suprema de los Estados Unidos en el caso Kent contra Estados Unidos:

  • ¿Ha cometido algún delito anteriormente?
  • ¿Fue el presunto delito un acto intencional cometido de manera violenta?
  • ¿Se beneficiaría más con la rehabilitación que ofrecen los tribunales de menores o las disponibles en los tribunales de adultos?
  • ¿Cuán grave fue el delito? ¿La seguridad de la comunidad exige que el menor sea juzgado por el sistema judicial de adultos?
  • ¿Se trata de un delito contra la propiedad o contra una persona? Si el delito fue cometido contra una persona, es más probable que el menor sea juzgado por el tribunal de adultos cuando la víctima sufrió lesiones físicas.
  • ¿Qué grado de madurez social tiene el menor? ¿Vivía solo y se mantenía económicamente en el momento de cometer el delito?
  • ¿Qué grado de madurez y qué rasgos de personalidad tienen las personas que presuntamente cometieron el delito con el menor? Si se trata de adultos, es probable que el tribunal considere que lo más justo sería juzgar a todos los delincuentes en un tribunal de adultos.
  • ¿El acusado tiene posibilidad de ser declarado culpable si es juzgado en un tribunal penal de adultos?

 

Un menor juzgado como adulto puede:

  • Ser declarado inocente y liberado, o se puede establecer que no se reúnen las pruebas suficientes para continuar el juicio u otro procedimiento legal.
  • Aceptar una declaración de culpabilidad ofrecida por el fiscal o procurador del estado. En la mayoría de los casos, la “declaración de culpabilidad” consiste en que el acusado se declare culpable a cambio de recibir una condena más leve.
  • Ser declarado culpable y recibir una condena de libertad probatoria o ser enviado a un programa alternativo apropiado, como por ejemplo rehabilitación de drogas.
  • Ser declarado culpable y condenado a cárcel o prisión.
  • Ser declarado culpable y recibir una “sentencia determinada” (blended sentencing). Esto ocurre cuando un menor es juzgado por un tribunal de adultos pero tiene derecho a recibir un castigo como menor o cuando es juzgado por un tribunal de menores pero es elegible para recibir una condena de adultos.

Sentencia determinada (blended sentencing)

 

La sentencia determinada se utiliza cuando las opciones del sistema judicial de adultos y de menores, analizadas por separado, resultan inadecuadas o incorrectas. Por ejemplo, si un menor cometió varias agresiones agravadas y las víctimas sufrieron lesiones importantes, es probable que el tribunal de menores decida que no puede satisfacer adecuadamente las necesidades de rehabilitación del menor ni garantizar el derecho de la sociedad a ser protegida de ese menor.

Un tipo de sentencia determinada le permitiría al menor pasar los primeros años de encarcelamiento en un correccional de menores. En el momento de la audiencia de liberación oficial, el estado podría:

  • Liberar al menor si considera que está completamente rehabilitado.
  • Decidir que debe permanecer en un correccional de menores hasta cumplir 21 años de edad. En ese momento, se realiza otra audiencia para ser liberado o transferido al sistema correccional de adultos por el resto de la condena.

Los delincuentes menores de edad y la pena de muerte

 

A pesar de las discusiones basadas en la octava y en la decimocuarta enmiendas de la Constitución de los Estados Unidos, que prohíben los castigos crueles e inusuales, la pena de muerte se aplicaba a menores hasta hace muy poco, durante la última década. En marzo de 2005, la Corte Suprema, en el caso de Roper contra Simmons, anuló la pena de muerte para personas menores de 18 años que cometen actos de violencia.

Delito por una condición (status offenses)

Read in English

Delitos por una condición (status offenses)

Los delitos por una condición,   conocidos como “status offenses” en inglés, son hechos que solamente son punibles cuando los comete un menor de edad. Incluyen restricciones que afectan a los menores para que sean más propensos a asistir a la escuela, regresar a sus hogares a una hora segura o prevenir el uso de nicotina, alcohol o drogas y la adicción a estas sustancias. Los menores acusados de un delito que resulta de una condición:

  • Tienen el mismo derecho al debido proceso que un menor acusado de un delito común.
  • Tienen antecedentes formales como menores, si el tribunal decide durante la fase de adjudicación (de culpabilidad o inocencia) que el joven cometió un delito como resultado de una condición. En algunos casos, este tipo de antecedentes se puede eliminar de los archivos de los tribunales cuando el menor cumple la mayoría de edad según el estado.
  • Posiblemente el tribunal les asigne un factor de riesgo. En otras palabras, una vez que el menor es declarado culpable de un delito que resulta de una condición, si se presenta ante un tribunal acusado de otro delito del mismo tipo o de un delito común, es posible que el factor de riesgo que implica ser un reincidente justifique un castigo más estricto en el segundo caso.

Castigos

Cuando un tribunal de menores decide que un joven es culpable de un delito por una condición, se le pueden aplicar varios castigos:

  • Se le puede otorgar una sentencia en suspenso. Esto significa que no tendrá supervisión probatoria formal y no existirá un fallo formal del delito que resulta de una condición, siempre y cuando el menor no cometa otro delito durante un período de tiempo determinado.
  • Es posible que el menor pueda seguir viviendo en su casa con libertad probatoria. El período de libertad probatoria, por lo general, depende de las comparecencias previas o de la gravedad del delito en cuestión.
  • Se puede disponer (según la naturaleza del delito) la voluntad de los padres del joven para mantenerlo en casa o que el joven sea internado en una escuela estatal durante un período.

Ley sobre Justicia Juvenil y Prevención de la Delincuencia (Juvenile Justice and Delinquency Prevention Act)

En la actualidad, los tribunales se concentran más en iniciar acciones judiciales contra los miembros de las pandillas violentas que contra los menores de edad que cometen delitos que resultan de una condición. En 1974, con la aprobación de la Ley Sobre Justicia Juvenil y Prevención de la Delincuencia (Juvenile Justice and Delinquency Prevention Act), el Congreso de los Estados Unidos aportó más uniformidad y sensatez a la forma en que se tratan los casos de menores que cometen delitos que resultan de una condición.

Los objetivos de esta ley incluyen:

  • Desalentar el encarcelamiento de los menores luego de las audiencias de adjudicación, incluso en los casos en que los tribunales los declaran culpables del delito.
  • Garantizar que los menores que tengan derecho a permanecer bajo la jurisdicción del tribunal de menores no sean encarcelados con adultos.
  • Controlar cuidadosamente que las minorías juveniles no representen una cantidad desproporcionada de los detenidos, en comparación con la población local.
  • Crear la Oficina de Justicia Juvenil y Prevención de la Delincuencia (Office of Juvenile Justice and Delinquency Prevention), que realiza investigaciones y brinda entrenamiento y financiación para los programas de prevención de delincuencia juvenil tanto estatales como locales.

Todos los estados, territorios y el Distrito de Columbia deben cumplir estas disposiciones.

Solicitud para el niño con necesidad de supervisión (Child in Need of Supervision Petition)

Tanto la policía, como un funcionario escolar o uno de los padres pueden presentar ante un tribunal una solicitud de supervisión para ayudar a un menor que incurre repetidamente en uno o más de los siguientes delitos:

  • Huir de su hogar.
  • Negarse a obedecer un toque de queda o actuar con violencia o irrespetuosamente con sus padres o tutores legales.
  • Faltar a la escuela con frecuencia.
  • Consumir alcohol.
  • Vagabundear en áreas prohibidas por la ley.

El menor acusado y sus padres deben firmar la solicitud en presencia de un funcionario de libertad probatoria. Este funcionario tiene la responsabilidad de ayudar a la familia a tratar el comportamiento inapropiado.

Delitos Juveniles

Read in English

El Proceso de la Corte Juvenil

Juvenile Offenses En la mayoría de los casos, cuando un menor de edad viola la ley, el asunto será resuelto en un tribunal especial conocido como un tribunal de menores. Como regla general, los procedimientos en los tribunales de menores son civiles, no criminales. En consecuencia, un menor normalmente no será acusado de un delito, pero puede ser determinado como delincuente. Si el tribunal de menores determina que el menor es delincuente, el menor queda sujeto al poder del tribunal, y el tribunal tiene una amplia gama de opciones para hacer lo que considera que es en el mejor interés del menor. Normalmente, el tribunal de menores

Algún tipo de confinamiento, toque de queda, asesoramiento y / o libertad condicional.

Los diferentes tipos de casos juveniles

Los delitos menores se clasifican generalmente como:

Infracciones por delincuencia-Para violaciones que serían juzgadas en un tribunal penal si fueran cometidas por un adulto, un menor puede enfrentar una serie de posibles sanciones. El oficial que trata con el menor puede decidir emitir una advertencia, o puede simplemente mantener al menor hasta que llegue un padre. El oficial también tiene la autoridad para llevar al menor a custodia y remitir el caso al tribunal de menores. Si eso ocurre, un fiscal o un menor

Oficial de la corte se involucrará, tomando la decisión de si resolver el asunto de manera informal o con cargos formales. Tal determinación se basa generalmente en una variedad de factores, incluyendo:

  • Años
  • Naturaleza del delito
  • Cualquier registro anterior
  • Género
  • Historia social
  • Percepción de que los padres serán capaces de controlar el comportamiento del niño

Infracciones de estado

El otro tipo de delito juvenil es lo que se conoce como un “delito de estatus”, un acto que no sería una violación por un adulto, pero es sólo una violación debido a la edad del menor. Los ejemplos serían violaciones del toque de queda, ausentismo escolar, posesión de alcohol o tabaco y huir de casa.

La tendencia moderna ha sido “desinstitucionalizar” los delitos de estatus, de modo que los menores no se enfrentan a la detención o encarcelamiento, que a menudo puede ser un caldo de cultivo para un comportamiento criminal más grave.

derecho de divorcio por estado


Leyes de divorcio de los cincuenta estados, Distrito de Columbia y Puerto Rico

Puede obtener el formulario básico de acuerdo con sus necesidades aquí:

Legal personal: Divorcio
Información sobre derechos y conflictos en NOLO.com

Bancarrota fraudulenta


Bancarrota fraudulenta

La bancarrota fraudulenta es un delito financiero (generalmente cometido por ejecutivos, gerentes u oficinistas y conocido en inglés como “white collar crime”) que se presenta en cuatro formas generales. Primero, los deudores ocultan los activos para evitar que sean confiscados. Segundo, los individuos intencionalmente presentan formularios falsos o incompletos. Tercero, los individuos se declararan en bancarrota en diferentes estados al mismo tiempo. Cuarto, los deudores pueden sobornar al fiduciario designado por el tribunal. En general, el delincuente combina una de estas formas de fraude con otro delito, como robo de identidad, fraude hipotecario, lavado de dinero o corrupción pública.

Cerca del 70% de los casos de bancarrota fraudulenta implican que el deudor oculte activos. Los acreedores sólo pueden liquidar los activos que declara el deudor. De esta manera, el deudor puede llegar a conservar los activos pese a tener deudas pendientes. Para proteger aún más los activos, las empresas o los individuos transfieren los activos no declarados a amigos, familiares o socios para evitar que los localicen. Este tipo de bancarrota fraudulenta aumenta los riesgos y costos asociados a los préstamos.

Otro tipo de bancarrota fraudulenta cada vez más común en los Estados Unidos es conocida en inglés como el “petition mill” o una fabrica de peticiones de bancarrota. Los estafadores se hacen pasar por asesores financieros para ayudar a arrendatarios sin dinero que prevenir que sean desalojados de su casa, apartamento u otra vivienda. El arrendatario cree estar recibiendo ayuda, pero el estafador, en realidad, lo declara en bancarrota para dilatar el desalojo. Mientras tanto, se cobran tarifas exorbitantes por el “servicio” hasta vaciar la cuenta de ahorros del inquilino y arruinarle su puntaje crediticio.

La declaración de bancarrota fraudulenta múltiple consiste en presentar la quiebra en varios estados utilizando el mismo nombre e información, o diferentes alias e información falsa o una combinación. Esta metodología retrasa los procedimientos judiciales para presentar la bancarrota y liquidar los activos. En general, los deudores que intentan ocultar activos logran protegerlos aún más de esta manera.

La bancarrota fraudulenta es un procedimiento de carácter penal. Para probar el fraude es necesario demostrar que el acusado distorsionó la información en forma deliberada y fraudulenta. La bancarrota fraudulenta tiene penas de hasta cinco años de prisión, multas de hasta $250,000 o ambas.

El contenido de esta página fue desarrollado junto con el Instituto de Información Legal  de la Facultad de Derecho de Cornell.

Testamentos conjuntos y mutuos

Un testamento conjunto es aquel efectuado por dos o más testadores. El testador es la persona que hace el testamento. Si dos o más testadores efectúan un mismo instrumento como testamento, el documento se denomina testamento conjunto. Un testamento mutuo puede darse cuando dos o más testadores efectúan testamentos por separado que contienen disposiciones testamentarias recíprocas sobre sus bienes, con la condición de que el sobreviviente deje los bienes restantes al momento de su muerte según lo acordado por los testadores.

Programas de justicia juvenil

Read in English

Programas de justicia juvenil

Las comunidades se estan esforzando para educar a los menores en situaciónes de riesgo (circunstancias, como la pobreza, que los ponen en peligro de fracasar, desertar la escuela o convertirse en delicuentes). Una de las formas de hacerlo es con la formación de los programas propuestos por el “Modelo de Justicia  Balanceada y Restaurativa” (Balanced and Restorative Justice), un proyecto de investigación financiado por la Oficina de Justicia Juvenil y Prevención de la Delincuencia (Office of Juvenile Justice and Delinquency Prevention). El modelo ofrece programas y metas para las comunidades que intentan prevenir la delincuencia juvenil y rehabilitar a los delincuentes menores en forma efectiva.

El modelo intenta que las comunidades transmitan a los menores que cometen delitos la idea de que ellos están en deuda con sus víctimas, más que con el estado. El modelo también pone énfasis en la creación de importantes programas de rehabilitación que brinden a los jóvenes, al menos, una forma de ganarse la vida cuando abandonan el sistema de justicia juvenil.

El modelo les recuerda a las comunidades que la mejor forma de mantener la seguridad es mediante la creación de programas deportivos o de interés para los jóvenes en situación de riesgo y la formación de grupos comunitarios e individuos que deseen ayudar a supervisar a los menores problemáticos.

Programas de intervención temprana 

Los programas de capacitación de la Oficina de Justicia Juvenil y Prevención de la Delincuencia:

  • Tratan las adicciones y otros comportamientos autodestructivos a través de diferentes medios, como por ejemplo los tribunales especializados.
  • Ofrecen programas de capacitación para jóvenes elegibles.
  • Dan a conocer los aspectos destructivos de las pandillas a los jóvenes en riesgo de unirse a ellas.
  • Ayudan a los jóvenes antes o después de cometer crímenes motivados por el odio y los prejuicios a entender, valorar y respetar a las personas de la comunidad que tienen un aspecto diferente o que no actúan como ellos ni tienen las mismas creencias religiosas.

Tribunales especializados

En lugar de enviar a todos los delincuentes juveniles a un tribunal, algunas comunidades tienen tribunales especializados creados para ayudar a enfrentar los problemas de comportamiento.

Tribunal de drogas (Drug Court): Cuando un menor se presenta ante un tribunal especializado en drogas, generalmente se le exige que realice un tratamiento y se someta a pruebas aleatorias para detectar drogas.

Tribunal de armas (Gun Court): Tanto personal encargado del cumplimiento de la ley como abogados ofrecen su tiempo para hablar sobre el uso no violento de las armas con los jóvenes que han sido arrestados recientemente. Además, las personas de la comunidad que han sufrido heridas de bala o han perdido a un ser querido en un homicidio intentan desalentar el uso de las armas con fines delictivos.

Tribunal de adolescentes (Teen Court): Algunos adolescentes pueden presentarse ante un tribunal compuesto por un jurado de pares cuando son acusados de delitos no violentos o delitos que resultan de un estado o condición, como destrozar una casa o llevarse mercancía de una tienda sin pagar. 

Tribunal de salud mental (Mental Health Court): Este tribunal se encarga de los delincuentes adolescentes que padecen enfermedades mentales graves y los supervisa, generalmente, durante 18 meses.

Programas de capacitación vocacional

La Oficina de Justicia Juvenil y Prevención de la Delincuencia invita a todos los grupos empresariales de la comunidad a crear programas para ayudar a los menores en situación de riesgo a desarrollar habilidades antes de que se involucren en actividades delictivas o incurran en delitos que resulten de un estado o condición. Uno de los programas está relacionado con la industria de la construcción. El Instituto de Constructores de Vivienda (Home Builders Institute) creó  en 1994 el Proyecto CRAFT (Community Restitution and Apprenticeship Focused Training), que ofrece entrenamiento orientado a la comunidad, la reinserción y el aprendizaje. El objetivo del proyecto es proporcionar a los jóvenes habilidades sociales y de búsqueda de trabajo, además del aprendizaje de un oficio certificado en el área de la construcción. 

Esfuerzos para disminuir la violencia en las pandillas juveniles

El gobierno federal ofrece seminarios de capacitación para policías y otros funcionarios encargados de aplicar la ley a fin de evitar la formación de pandillas y erradicar o limitar la violencia relacionada con las pandillas cada año. 

Durante el National Youth Gang Symposium organizado por la Oficina de Justicia Juvenil y Prevención de la Delincuencia en junio de 2008, la oficina presentó los avances logrados desde que se creó el Programa de Reducción de Pandillas (Gang Reduction Program) en 2003. El programa tiene tres objetivos principales:

  • Priorizar el reclutamiento de los miembros y representantes de las comunidades religiosas de pequeñas organizaciones comunitarias a fin de brindar programas y actividades alternativas para jóvenes en situación de riesgo.
  • Alentar la “colaboración entre organismos”, en los vecindarios y en las comunidades además de las agencias federales.
  • Destacar la importancia de trabajar en conjunto con el sector privado. Tanto las empresas de la comunidad como los jóvenes en situación de riesgo se benefician cuando la violencia se reduce al mínimo.  El robo y el vandalismo en las pandillas se cobran mucho dinero cada año. Los programas comunitarios que ayudan a los jóvenes a desarrollar habilidades relacionadas con la búsqueda de trabajo les permite concentrarse en su futuro.

Prevención y rehabilitación del crimen juvenil motivado por el odio y los prejuicios

En los últimos años, el gobierno federal definió a los crímenes motivados por el odio como delitos impulsados por prejuicios y por el odio contra la víctima debido a su raza, religión, orientación sexual, discapacidad, origen étnico o nacionalidad. Algunas ciudades como Los Ángeles están creando programas como el Juvenile Offenders Learning Tolerance, que intenta rescatar y reeducar a los jóvenes que han cometido un delito motivado por el odio recientemente.