Derecho de divorcio por estado


Leyes de divorcio de los cincuenta estados, Distrito de Columbia y Puerto Rico

Puede obtener el formulario básico de acuerdo con sus necesidades aquí:

Legal personal: Divorcio
Información sobre derechos y conflictos en NOLO.com

Custodia de hijos menores

Read in English

Custodia de hijos menores

“Custodia de menores” es un término legal que se utiliza para describir la relación y las obligaciones entre uno de los padres y el hijo en vista de situaciones en las que ambos padres del niño no desean más compartir la relación entre sí. Dicha situación puede implicar un divorcio, una anulación o una separación, en la que los niños presentes en la relación no pueden vivir con ambos padres y deben estar bajo el cuidado primario de uno de ellos, quien tomará las decisiones por el niño y cuidará de él. Los tribunales estatales tienen jurisdicción para decidir si el niño vivirá con el padre o la madre basándose en los mejores intereses del niño. Comúnmente, al decidir los arreglos de custodia, cada estado tiene en cuenta factores que de una u otra forma incluyen lo siguiente:

  • Edad y sexo del niño.

  • Vínculos afectivos entre las partes implicadas y el niño.
  • Relación entre el niño y sus hermanos, si tiene alguno.
  • La capacidad de las partes que solicitan la custodia para brindar un entorno de crianza afectivo para el niño.
  • La capacidad y medios para brindarle al niño comida, vestimenta, atención médica y otros cuidados necesarios.
  • Las características de las partes que solicitan la custodia: edad, salud física y mental, estabilidad, carácter.
  • El efecto de la continuación o interrupción propuesta del hogar existente del niño.
  • Las preferencias del niño, si el juzgado considera que el niño es lo suficientemente maduro física y mentalmente para tomar dichas decisiones.
  • La capacidad de las partes implicadas de llegar a un arreglo aceptable con respecto al régimen de visitas al niño.
  • Abuso o violencia doméstica presenciada por el niño cometida por cualquiera de los padres hacia el niño, hacia otro hermano/pariente cercano o entre los padres.
  • Otros factores importantes propios del conflicto de la custodia de un menor.

Tipos de custodia

  • Custodia física: uno de los padres tendrá derecho a que el niño viva con él/ella. Cuando el niño vive la mayor parte del tiempo con uno de los padres y tiene derechos de régimen de visitas con el otro, el padre con el que el niño vive principalmente tiene custodia física única. En situaciones en las que existe una custodia física conjunta, ambos padres tienen derecho a pasar mucho tiempo con el niño y a que el niño viva con ellos, siempre que los padres vivan en la misma área.
  • Custodia legal: esto significa que uno de los padres tendrá el derecho y la responsabilidad de tomar decisiones sobre el cuidado y la crianza del niño, incluyendo educación, atención médica, religión, etc. Si los padres comparten una custodia legal conjunta, ambos tendrán la oportunidad de ser partícipes de la toma de decisiones sobre el bienestar de su hijo. Sin embargo, si los padres tienen opiniones divergentes acerca del bienestar de su hijo, es posible que sea necesaria la intervención del juzgado.
  • Custodia conjunta: esto significa que los padres comparten la responsabilidad de cuidar al niño y tomar decisiones sobre cuestiones respecto a educación, salud, etc. La mayoría de los estados reconoce dos tipos de custodia conjunta: custodia física y custodia legal.
  • Custodia única: en este arreglo, el juzgado concede solamente a uno de los padres la custodia legal y/o física del niño. Lo más probable es que el otro padre tenga derechos de régimen de visitas. Dicha situación puede surgir si el juzgado considera que el otro padre es incompetente, debido a abuso sustancial, antecedentes de abuso físico u otros factores decisivos.

 

¿Cuál es la diferencia entre custodia conjunta y única?

En Texas, el término curatela se utiliza en lugar de la palabra custodia. En la paternidad compartida, ambos padres comparten la toma de decisiones respecto del niño. Se supone que la custodia conjunta salvaguarda los mejores intereses del niño. Por lo general, las situaciones de custodia única se limitan a situaciones que implican violencia entre las partes u otras circunstancias que hacen que la toma de decisiones en forma conjunta sea inviable. La custodia conjunta no elimina las obligaciones de manutención del menor ni afecta considerablemente los programas de visitas. Los curadores primarios determinan dónde vivirá principalmente el niño, aunque, por lo general, esto se limita al área geográfica o al distrito escolar. Ambos padres conservan el derecho a asistir a los actos escolares, reunirse con los maestros y médicos y a ser contactados en caso de emergencia.

Debido a que los arreglos de custodia de menores pueden resultar difíciles, tener un programa sirve de mucho. El juzgado puede imponer un arreglo de algún tipo, si ambas partes no pueden acordar un programa. Es común alternar las semanas y los meses para el régimen de visitas o, de lo contrario, reservar los fines de semana para el otro padre. Sin embargo, también sirve de mucho tener en cuenta cómo se siente el niño al llevarlo de un lado a otro. En la mayoría de los casos, los arreglos se hacen amigablemente debido a que ambos padres se preocupan por su hijo.

Nosotros también proponemos que ambas partes tomen nota de los gastos en relación al niño, en caso de que existan discrepancias en el futuro.

Alimentos

Read in English

Alimentos

“Alimentos” es una obligación económica aprobada por el tribunal de proporcionar manutención al cónyuge en caso de separación o divorcio. Los factores que pueden determinar los alimentos son:

  • Causa de separación/divorcio: si el divorcio implica una ruptura basada en la culpa, los alimentos pueden verse afectados considerablemente, según la naturaleza de la culpa.
  • Ingresos ganados: en el intento de igualar los estilos de vida e ingresos después del divorcio, se calculan los ingresos de ambas partes antes de determinar los alimentos. Por lo general, el cónyuge con mayores ingresos es el responsable de pagar los alimentos.
  • Duración del matrimonio: el plazo en el que deben pagarse los alimentos puede determinarse según el tiempo que duró el matrimonio. Con frecuencia, los matrimonios con una duración de 10 años o más pueden tener como resultado alimentos permanentes. En algunos estados, se considera que un matrimonio se termina cuando ambas partes se separaron, si la separación fue prolongada.
  • Edades de las partes implicadas: es posible que los cónyuges más jóvenes, con potencial de ingresos, reciban alimentos durante un período de tiempo más corto.
  • Salud: un cónyuge que está mal de salud y es incapaz de mantenerse a sí mismo puede determinar el monto y el plazo de los alimentos recibidos.

ALIMENTOS VERSUS MANUTENCIÓN DE UN MENOR

Con frecuencia, se confunden los conceptos de alimentos con la manutención de un menor, que es otro tipo de obligación económica que puede establecerse en caso de separación o divorcio. La manutención de un menor es cuando uno de los padres es económicamente responsable de contribuir al bienestar de sus hijos que viven con el otro padre. Mientras que los alimentos se consideran ingresos para el cónyuge que lo recibe y están sujetos a impuestos, la manutención de un menor no. La manutención de menores se considera una obligación económica necesaria del padre o madre que no tiene la custodia del menor para mantener a su hijo, con consecuencias penales si evita o renuncia a dicha manutención. Si no se realizan los pagos de alimentos, la recusación es similar a la cobranza de deudas, y se efectúa un procedimiento de cobranza estándar.

Manutención de un menor


Manutención de un menor

La manutención de un menor es la obligación económica continua de asegurar el bienestar de los hijos nacidos de una relación o matrimonio que ya no existe. Por lo general, es consecuencia de un divorcio, separación o anulación, donde se le asigna la custodia de los hijos a uno de los padres o ambos padres comparten la custodia. Lo más probable es que se obligue al padre que no tiene la custodia y que, por consiguiente, no es el cuidador primario a proporcionar la ayuda económica. Un tercero también puede recibir la manutención de un menor, cuando ninguno de los padres tiene la custodia del niño, y el niño está bajo el cuidado de un tercero.

En los casos en que los padres no estaban casados entre sí al momento de nacer el niño, primero se debe establecer la paternidad para identificar legalmente a los padres. Al establecer la paternidad, el niño goza de los mismos derechos que un niño nacido de padres que estaban casados al momento de su nacimiento. 

Pagos de manutención de un menor

La cuestión de determinar la manutención de un menor puede abordarse de dos maneras. La primera consiste en calcular el costo de manutención de un niño, mientras que la segunda considera cuánto puede contribuir el padre al bienestar del niño. El gobierno federal requiere que todos los estados tengan pautas de cálculos para las órdenes de manutención de menores, que puedan ser verificadas y certificadas. En última instancia, es el juzgado de familia el que expide las órdenes de manutención de un menor, teniendo en cuenta todos los factores anteriormente mencionados al decidir el monto necesario para mantener al niño. Por lo general, las órdenes de manutención de un menor se revisan cada tres años para ajustar y modificar el monto, de acuerdo con los cambios en las necesidades económicas del niño o en los ingresos del padre que no tiene la custodia.

Obtención de la manutención de un menor

Proporcionar la manutención de un menor es una responsabilidad que debe tomarse seriamente, ya que implica el bienestar de un niño. Debe ser su objetivo que su hijo esté saludable y feliz. Pagar regularmente la manutención de un menor le ayuda a asegurarse de esto. Las estadísticas muestran que aproximadamente el 50 por ciento de los matrimonios de los Estados Unidos terminan en divorcio y el 27 por ciento de las casas de familia con hijos menores de 18 años de edad son familias a cargo de un solo padre. Frente a estos números desalentadores, el gobierno de los Estados Unidos se ha vuelto más firme en vista de asegurarse de que se cumplan los pagos de manutención de menores. Cada estado tiene leyes y pautas que exigen el cumplimiento de la manutención de menores basadas en la Ley interestatal uniforme de sustento familiar (UIFSA, Uniform Interstate Family Support Act), que les concede a los juzgados

  • retenerle los ingresos
  • tomar dinero de sus cuentas bancarias
  • tomar dinero de los reembolsos impositivos
  • tomar dinero de los beneficios por desempleo/beneficios por incapacidad

En casos más graves en los que el incumplimiento de los pagos de manutención es sistemático, se los puede cobrar embargando los bienes del padre que no tiene la custodia.

Si usted o alguien que usted conoce está atravesando problemas relacionados con la manutención de un menor, asesórese con un abogado de derecho familia con experiencia. Un abogado de derecho de familia trabajará junto a usted para determinar cuál es el mejor recurso posible respecto a la manutención de un menor que necesita establecerse, ajustarse o que se adeuda. Visite nuestro Directorio de abogados para encontrar un abogado de derecho de familia en su estado.

Visite estos vínculos útiles:

Calculador de manutención de menores

Centro de niños y la ley de la ABA

Red de apoyo al niño

Administración para niños y familias

Adopción


adoptionAdopción

Existen varios tipos de procedimientos de adopción que brindan a las personas diferentes opciones, ya sea para quienes deciden adoptar un niño o entregar un niño en adopción. Cada tipo de adopción es específico de una circunstancia particular.

Tipos de adopción:

  • Adopción de agencia: las agencias asisten a las madres que desean entregar sus hijos en adopción y trabajan para encontrar los padres adoptivos apropiados para el niño.
  • Adopción relacionada: adopción a través de la cual un pariente adopta formalmente al niño en el caso de que los padres biológicos fallecieran o sean incapaces de cuidarlo.
  • Adopción abierta: en una adopción abierta, los padres adoptivos acuerdan permitirle a la madre o padre biológicos seguir teniendo cierto contacto con el niño. Un acuerdo de adopción determinará cuánto contacto mantendrán los padres biológicos.
  • Adopción de padrastro o madrastra: en este caso, la madre biológica o el padre biológico vuelve a casarse y la madrastra o el padrastro decide adoptar al niño.
  • Adopción privada: una persona puede recurrir a la ayuda de un abogado de adopción para concertar una adopción legal sin tener que recurrir a una agencia. Las adopciones privadas pueden ser más complicadas, pero, en muchos casos, evitan las largas listas de espera de las agencias de adopción.

Adopción abierta

Actualmente, la adopción abierta es un caso muy común en el que los padres adoptivos conocen a los padres biológicos y se mantienen en contacto con ellos. Hoy en día, los padres biológicos tienen cierto control con respecto a la identidad de los padres adoptivos, y pueden elegir después de investigar las biografías proporcionadas por la agencia. Los padres biológicos y los padres adoptivos pueden optar por conocerse y permanecer en contacto durante el embarazo. En muchos casos, los padres adoptivos pueden presenciar el nacimiento de su hijo.

Adopción cerrada

Actualmente, este tipo de adopción es poco común, pero en algún momento fue muy utilizada. Durante el proceso de este tipo de adopción, no se les brinda ninguna información a los padres adoptivos con respecto al origen del niño o a la identidad de sus padres biológicos. Del caso se hace cargo una agencia o un trabajador social, los nombres de los padres adoptivos se ingresan en una lista y finalmente se encuentra al niño indicado según sus circunstancias. Luego de que se lleva a cabo la adopción, generalmente los archivos del caso se cierran y, en muchos casos, el niño ignora que ha sido adoptado. Este tipo de adopción es más común en los casos de adopción internacional.

Costos de adopción

Una agencia de adopción cobra una tarifa que cubrirá los gastos de la madre biológica (gastos médicos, gastos de manutención y gastos de terapia). Una agencia puede cobrar una tarifa fija o trabajar con una escala móvil que se determina según el nivel de ingresos de la familia adoptiva. Sin embargo, las agencias públicas no suelen cobrar una tarifa a las madres biológicas por encontrarle un hogar apropiado al niño.

Visite estos vínculos útiles:

Centro de recursos sobre política de adopción

Generalidades sobre la adopción

Información para padres adoptivos

Error quirúrgico

Read in English

Errores Quirúrgicos y Negligencia Médica

surgical-errors

Cada año, miles de personas sufren lesiones debido a errores quirúrgicos causados por negligencia médica. Los errores quirúrgicos pueden ocurrir en todos los tipos de procedimientos médicos, ya sea que se trate de cirugía invasiva o no invasiva. Si bien la profesión médica es muy respetada y de gran reputación por su nivel de calidad, pueden cometerse errores que pueden causar problemas médicos graves o incluso la muerte de los pacientes. En muchos casos, un error quirúrgico puede hacer que el paciente requiera atención postoperatoria, que puede ser costosa, dolorosa y llevar mucho tiempo.

Errores quirúrgicos comunes

Existen varios errores quirúrgicos diferentes que pueden provocar lesiones o la muerte. Los siguientes son algunos de los errores más comunes que ocurren como consecuencia de negligencia médica durante la cirugía:

  • Incisión incorrecta
  • Perforación accidental de un órgano
  • Cirugía en el sitio equivocado (cirugía en una parte del cuerpo equivocada)
  • Cirugía tardía
  • Cirugía prolongada
  • En algunos casos, la cirugía se realiza directamente en el paciente equivocado

Algunos errores quirúrgicos pueden originarse en la planificación preoperatoria. Un médico tiene la responsabilidad de evaluar la historia clínica de un paciente, el uso de medicamentos y los antecedentes familiares. Los cirujanos cosméticos también deben informarse lo suficiente sobre el paciente.

El riesgo de cometer un error quirúrgico se presenta en cualquier tipo de procedimiento quirúrgico. Sin embargo, algunos de los procedimientos más comunes son:

  • Cirugía de derivación gástrica
  • Parto (un error durante el parto podría causar lesiones perinatales)
  • Cirugía intestinal laparoscópica
  • Cardiotorácica
  • Cirugía torácica
  • Cirugía plástica o cosmética

Si usted o un miembro de su familia ha sido víctima de un error quirúrgico, la representación legal lo está esperando. Comuníquese con un abogado de negligencia para reclamar la justicia que merece.

Negligencia psiquiátrica

Read in English

Negligencia Psiquiátrica

anti-depressantsNegligencia psiquiátrica: cuando los psiquiatras tienen mala conducta o no brindan un nivel profesional de aptitud para atender y tratar a los pacientes.

Con frecuencia, los pacientes psiquiátricos deben lidiar con estados mentales inestables y frágiles. Dependen de sus psiquiatras o psicólogos para obtener apoyo y atención. Cuando un psiquiatra no proporciona el apoyo y la atención que se esperan de él, y esto produce algún daño al paciente, puede responsabilizárselo por negligencia médica.

Al tratar los estados emocionales y mentales de las personas, los psiquiatras deben tener sumo cuidado cuando diagnostican los síntomas y prescriben un tratamiento. En algunos casos, la vida de un paciente puede estar en juego. Un diagnóstico erróneo relacionado con una condición médica o con medicamentos podría tener consecuencias graves.

Algunos actos que pueden constituir negligencia psiquiátrica incluyen los siguientes:

  • No supervisar debidamente a un paciente que lo necesita
  • No diagnosticar una condición médica que empeora
  • No tener un consentimiento informado para aplicar una determinada técnica, procedimiento o medicamento terapéuticos
  • No evitar dañar a un paciente
  • Usar los medicamentos de manera negligente
  • Violación de la privacidad

Durante una demanda por negligencia médica, puede intentar obtenerse indemnización de daños por gastos médicos pasados y futuros, dolor y sufrimiento emocionales o pérdida de ingresos. Si cree que usted o alguien que usted conoce ha sido víctima de negligencia médica, comuníquese inmediatamente con un abogado.

Errores obstétricos

Read in English

Errores Obstétricos y Negligencia Médica

Médico visita

Los obstetras y otros profesionales de la salud tienen la obligación legal de proporcionar el nivel de atención más alto posible a las madres y a sus bebés. Cuando los obstetras, enfermeras o médicos no proporcionan la atención correcta, se los puede responsabilizar legalmente.

Los errores obstétricos tienen como consecuencia la negligencia de obstetras o profesionales de la salud antes, durante o después del parto. La atención obstétrica es fundamental para el bienestar de la madre y del niño. Si bien los errores médicos durante el proceso del parto casi nunca son intencionales, pueden tener consecuencias graves en la madre y el niño.

Parálisis cerebral

La lesión perinatal es una consecuencia muy grave de la negligencia obstétrica que puede tener posibles repercusiones de salud permanentes en el niño. Una de las preocupaciones más comunes que tienen las madres es el riesgo de parálisis cerebral. Esta condición médica es consecuencia de daño cerebral ocurrido durante el parto. El uso incorrecto de los fórceps en el niño o la falta de oxígeno en el cerebro del niño durante el parto puede causar un daño cerebral importante, una de las causas principales de la parálisis cerebral. Esta condición médica causa pérdida permanente del control muscular, entre otros efectos secundarios que implican incapacidad mental.

Otras consecuencias de errores obstétricos pueden incluir las siguientes:

  • No detectar y tratar una infección
  • No recopilar la información de historia clínica adecuada
  • No realizar los exámenes físicos adecuados
  • No insertar y controlar los dispositivos intrauterinos (IUD, por sus siglas en inglés) en forma adecuada
  • No diagnosticar placenta previa

Maltrato en asilos de ancianos

Read in English

Maltrato en Asilos de Ancianos

Es difícil tomar la decisión de alojar a un miembro anciano de la familia en una clínica de reposo. Muchas veces, una familia no puede brindar la atención adecuada que el anciano de la familia requiere. Con frecuencia, recurrir a una clínica de reposo es una oportunidad que la familia tiene para proporcionar una atención más apropiada a un ser querido.

Por desgracia, las clínicas de reposo no siempre brindan la atención que se espera, lo cual ocasiona el abuso o maltrato que no sólo afecta a la víctima anciana, sino también a la familia que ha depositado su confianza en este lugar. En muchos casos, se compromete el bienestar físico y emocional del miembro anciano de la familia e incluso su vida.

Algunas situaciones que podrían constituir abuso en una clínica de reposo son las siguientes:

  • Medicar en exceso a los pacientes errores en la medicación
  • Proveer alimento y agua insuficientes a los residentes
  • Maltratar física o emocionalmente a los residentes
  • Descuidar las necesidades médicas e higiénicas de los residentes

En muchos casos, una víctima de abuso en la clínica de reposo no puede expresar a un miembro de la familia el maltrato que recibe. Los residentes suelen ingresar a las clínicas de reposo en un estado físico o mental delicado, y esto los vuelve fácilmente manipulables y vulnerables al maltrato.

El abuso en las clínicas de reposo puede ser consecuencia de varios factores diferentes, como no haber realizado previamente una correcta investigación de los antecedentes de los empleados del lugar o haber realizado una mala evaluación del personal. Independientemente de la causa, su bienestar físico y mental y el de su ser querido están siendo afectados.

Comuníquese inmediatamente con un abogado de negligencia para entablar una demanda contra el abuso en la clínica de reposo y reclamar la justicia que usted y su ser querido merecen.

Diagnóstico erróneo

Read in English

Diagnóstico Erróneo y Negligencia Médica

Cuando una persona visita al médico, espera que los síntomas que presenta den lugar a un diagnóstico correcto que conduzca a un tratamiento exitoso y a la recuperación. Los profesionales de la salud tienen la responsabilidad de brindar un estándar de atención que promueva el bienestar del paciente. Por desgracia, esto no siempre sucede, y la negligencia de los médicos causa diagnósticos erróneos que le generan al paciente nuevos problemas de salud.

Tipos de diagnósticos erróneos

En algunos casos, se hace un diagnóstico completamente equivocado al basarse en síntomas que pueden ser similares a la condición médica real. En estos casos, un médico puede haber realizado un examen inadecuado y haber hecho un diagnóstico basándose en los resultados negligentes. Esto puede ocasionar que el médico recete medicamentos innecesarios errores en la medicación y, además, ocasiona que la condición médica erróneamente diagnosticada no sea tratada.

misdiagnosis

Otro caso de diagnóstico erróneo ocurre cuando no se detecta una condición médica secundaria y se receta un medicamento incorrecto o inadecuado. Tanto en el caso de un diagnóstico equivocado como en el de las condiciones médicas secundarias no detectadas, el paciente puede correr riesgo de tener reacciones dañinas a los medicamentos incorrectos y la condición médica no tratada puede producir un mayor deterioro de la salud e incluso la muerte.

El diagnóstico tardío ocurre cuando se pasa por alto una condición médica como consecuencia de una revisación negligente, lo cual da lugar a que la condición médica empeore antes de ser detectada. Esto puede conducir a un crecimiento de la enfermedad y a un método de tratamiento más complejo una vez que la condición médica es finalmente detectada. No tratar ciertas enfermedades puede traer como consecuencia el homicidio culposo del paciente.

Antidepresivos y diagnóstico incorrecto

El uso creciente de antidepresivos y el diagnóstico de trastornos mentales es un tema al que se le ha prestado mucha atención. Específicamente, la administración de antidepresivos a niños cuando se considera que sufren trastorno por déficit de atención (ADD, por sus siglas en inglés) o trastorno bipolar es un tema particularmente delicado.

En los casos en que se receta al niño un antidepresivo como consecuencia de un diagnóstico erróneo, los efectos secundarios pueden ser devastadores. En muchos casos, hay niños que se han sometido durante años a tratamientos con antidepresivos como consecuencia de un diagnóstico erróneo. Esto tiene efectos duraderos en el estado emocional del niño, en las relaciones sociales e incluso en el bienestar físico. La amenaza de que un paciente se lastime a sí mismo o lastime a otros o incluso que cometa suicidio bajo los efectos de un antidepresivo que altera la mente es un riesgo que en muchos casos se ha hecho realidad.

Cuando se diagnostica erróneamente una enfermedad y esto causa lesiones graves o el deterioro de la salud física o mental, la víctima tiene derecho a reclamar una compensación a través de un caso de negligencia médica.