Pasos a seguir si se resbala y se cae en el supermercado

Por Margarita Gutiérrez, abogada

¡Oh, no! ¡Se resbaló y se cayó en el supermercado! Enseguida se da cuenta de que el dolor es muy fuerte. ¿Qué debe hacer?

Slip and Fall, The Attorney Store

Primero, levántese con mucho cuidado. O mejor aún, tranquilícese antes de levantarse del piso. Lo que haga en las próximas horas puede influir sobremanera en sus posibilidades de obtener compensación por daños del supermercado.

Mire a su alrededor. ¿Alguna otra persona lo vio caerse? Si es así, ¡consiga su nombre y número de teléfono ahora! A menos que estuviera caminando con una cámara filmadora sobre la cabeza, ésta es la manera más efectiva de demostrar que usted se resbaló y se cayó. Un testigo imparcial puede ser decisivo para su reclamo, así que rápido, mire a su alrededor, y mientras ese amable curioso lo esté ayudando, consiga su nombre y teléfono. Asegúrese de que note qué causó la caída, si fue algo que estaba en el suelo, una rasgadura en el linóleo o mala iluminación que le impidió ver bien.

Luego, hable con el gerente del supermercado. Asegúrese de conseguir el nombre y número de teléfono del gerente, porque también es un testigo importante, aunque no lo haya visto caerse. Piense detenidamente lo que le dice, lo más probable es que el gerente tome notas y escriba un informe del incidente. Sea honesto y diga la verdad de lo que pasó, con palabras simples. Probablemente enviarán a alguien para que limpie lo que sea que haya ocasionado su caída. Ningún problema. Sólo asegúrese de que otra persona haya visto lo que causó la caída y de que recuerde que el supermercado envió a alguien para limpiarlo o arreglarlo. Mientras se encarga de esto, también consiga el nombre de la persona a cargo de limpiar el piso o arreglar lo que causó la caída.

Después de la caída, consulte a un médico sin demora. En ocasiones, esto no es posible o usted se siente bien las primeras dos horas, pero después se da cuenta de que, en realidad, se siente muy mal. Recuerde: si espera unas horas, en algún momento tendrá que explicar por qué lo hizo, y no piense que ir a casa para programar su TiVo es una buena excusa ante el liquidador de reclamos del seguro. Cuando visite al médico, probablemente le preguntará cómo ocurrió el accidente. Piense en lo que le dijo al gerente del supermercado. Use palabras simples y mencione dónde le duele.

Consiga todo lo que pueda por escrito. Si el médico le indica quedarse en casa y hacer reposo, pídale una nota. Aunque tenga el mejor jefe del mundo, y no se lo exija, de todos modos consiga una nota del médico. Una nota de puño y letra de su médico le servirá en un año, cuando se siente a resolver el reclamo con el supermercado. Después de todo, usted debe probar que el accidente ocurrió y de qué manera se lesionó, y nadie le creerá si no tiene pruebas. Si se toma días en el trabajo y no recibe un talón del cheque de pago donde figure que usted tomó días por enfermedad o licencia médica, obtenga esa información por escrito de su empleador antes de comenzar la licencia.

¿A qué tipo de indemnización por daños tiene derecho? Querrá ser indemnizado por los costos y otros daños causados por la caída. Existen dos categorías de daños: especiales y generales.

Los daños especiales indemnizan las pérdidas monetarias cuantificables, e incluyen:

  • Sus cuentas de gastos médicos actuales y futuras relacionadas con la lesión.
  • Las ganancias perdidas por tomarse licencia en el trabajo, aunque le paguen la licencia por enfermedad. Tiene derecho a ser resarcido por haberse tomado licencia, porque de otra manera no hubiese tenido que tomarla.
  • Daños a la propiedad; esto incluye la ropa o zapatos que se arruinaron con la caída.

Los daños generales indemnizan los aspectos no monetarios de la lesión, e incluyen:

  • El dolor y el sufrimiento
  • Los posibles daños morales

Ahora, digamos que sus lesiones ya están curadas. Usted reposó en casa durante tres días y regresó al trabajo. ¿Qué opciones tiene?

Puede entablar la demanda del siglo, contratar un grupo de abogados para que litiguen y apelarla hasta llegar a la Corte Suprema. Este es el derecho de todo estadounidense. Pero, ¿cuándo fue la última vez que la Corte se ocupó de los alegatos por un accidente de resbalón y caída? Es poco probable.

En cambio, puede tratar de resolverlo usted mismo con el supermercado. Puede enviarles una carta donde relate lo que pasó, junto con copias de sus facturas, y en la que indique una fecha límite inamovible antes de la cual deben hacerle una oferta. El supermercado puede decidir llegar a un acuerdo sobre su reclamo y pagarle basándose en su excelente documentación y reclamo genuino.

¿Qué sucede si esto no funciona? En algunos estados, usted tiene sólo un año para entablar una demanda contra el supermercado. Si desea contratar a un abogado, lo mejor es conseguirlo mucho antes del transcurso de un año, así habrá tiempo suficiente para evaluar su caso. En TheAttorneyStore.com encontrará la ley de prescripción aplicable en cada estado.

Margarita Gutiérrez es abogada en San Francisco, California. Sus áreas de práctica incluyen los litigios por lesiones personales, el derecho público y el derecho de medios de comunicación.