Read in English

Regulación Antimonopolio Y Comercial

Cuando la riqueza del mercado esta en manos de un grupo pequeño, existe un monopolio. Ésta acumulación de recursos es considerada dañina al público y a los negocios en general. Los monopolios reducen, y a veces destruyen totalmente, la competencia en el mercado. También controlan los precios en una manera indeseable. Consecuencia, los mercados se estancan y la iniciativa de los individuos se debilita.

En 1890, el congreso estadounidense presentó la primera ley para prevenir que los monopolios limiten el comercio. La Ley Sherman (Sherman Anti-Trust Act) fue el fundamento derecho anti-monopolio. Se aplica a toda transacción y todo negocio interestatal. La ley regula al comercio local cuando ésta actividad afecta al intercambio interestatal.

La Ley Antimonopolio Clayton (Clayton Anti-Trust Act), dictada en 1914, prohibió la fijación de precios, la manipulación de licitaciones y los contratos de compra exclusivos para todas las compañías que competían en el mismo campo comercial. Más importante aún, la Ley Clayton prohibió las adquisiciones y fusiones que disminuían la competencia. Además, la Ley Clayton legalizó los boicots y las huelgas pacíficas, y declaró que la mano de obra no era una mercancía que podía reprimirse con órdenes judiciales ni podía controlarse por medios injustos.

En 1915, otra ley creo a La Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés), para funcionar independiente gobierno. La misión de esta agencia es proteger al consumidor mientras supervisa y promueve la competencia comercial libre y justa. La FTC tiene cinco miembros, denominados “comisionados”, quienes son elegidos por el presidente y confirmados por el Senado.

Éstas tres leyes forman la base de las regulaciones comerciales y antimonopolios actuales en el plano federal. La mayoría de los estados han adoptado leyes similares.