Cómo denunciar y recuperarse de un fraude

Read in English

En 2017, la Red Centinela del Consumidor de la Comisión Federal de Comercio (Federal Trade Commission’s Consumer Sentinel Network) recibió más de 2,5 millones de denuncias de fraude, robo de identidad y otras estafas a consumidores. Si bien las denuncias de fraude disminuyeron levemente respecto de 2016, la suma total de dinero perdido aumentó 63 millones de dólares y ascendió a un total de aproximadamente 905 millones. Las víctimas fueron tanto jóvenes como adultos mayores, y los esquemas incluyeron desde falsas promesas de asesoramiento para la gestión de deudas hasta oportunidades de negocio fraudulentas. La variedad de estafas y personas afectadas sugiere que los consumidores deben estar atentos para proteger sus derechos.

Aquellos consumidores que no quieren ser víctimas de un fraude pueden tomar una serie de medidas, como tener contraseñas fuertes y personalizadas para cada sitio web que usen, controlar la actividad bancaria y los informes crediticios, y negarse a dar su número de cuenta bancaria o información de identificación, como el número de seguridad social, por teléfono. Para aquellos consumidores que quieren tomar medidas más rigurosas, un congelamiento de crédito (credit freeze) puede brindar seguridad adicional. Esta medida le permite restringir el acceso a su informe crediticio. Solo debe ponerse en contacto con las principales agencias de informe crediticio y solicitar que bloqueen su informe. Las agencias le asignarán una contraseña o un PIN que usted necesitará si desea desbloquear su crédito temporalmente (por ejemplo, si quiere comprar una casa o abrir una nueva línea de crédito, ya que la entidad de crédito necesitará acceder a su informe). Mientras un congelamiento de crédito no permite que usuarios sin autorización accedan a su información crediticia, algunas medidas de protección puede que brinden una asistencia limitada. Por ejemplo, puede adquirir un seguro contra robo de identidad, pero algunos tipos de seguro no cubren las pérdidas financieras derivadas de este delito, es posible que solo cubran el costo de la sustitución de los documentos de identidad.

Si es víctima de un fraude, es fundamental denunciar el incidente; una denuncia completa y precisa ayuda al Gobierno a identificar a estos delincuentes y a destinar recursos de manera apropiada. Si necesita saber qué agencia debería recibir su denuncia, el Gobierno federal tiene una lista de estafas frecuentes, y otra de las agencias correspondientes que reciben las denuncias. Las agencias locales y estatales, como las oficinas de fiscales generales del estado y el Better Business Bureau, también reciben denuncias de consumidores. Además, si necesita ayuda con la demanda, un abogado especializado en las leyes de protección al consumidor puede ayudarlo a recuperar sus pérdidas. Es posible que las víctimas de un fraude no quieran denunciarlo por miedo al qué dirán, pero, cuando se animan, tienen recursos a su disposición.

Kathleen Davies es redactora de GetLegal.com. Se graduó en la Facultad de Derecho de la Universidad de Michigan, y ha ejercido el derecho e impartido cursos de redacción jurídica e incidencia política.