¿Cómo funcionan los tribunales para demandas menores?

Read in English

Supongamos que tiene un conflicto con el dueño de la propiedad que usted alquila. Cuando se mudó a su apartamento, tuvo que dejar un depósito de garantía y, ahora que va a dejar el inmueble, el propietario se niega a devolverle el depósito. Dice que retendrá el dinero para cubrir el gasto de las reparaciones que deben realizarse. El depósito de garantía no es una gran cantidad –en total, son menos de 4000 dólares–, pero, aun así, sigue siendo una suma significativa. ¿Qué puede hacer para recuperar su dinero?

 

Una opción es llevar al propietario ante un tribunal para demandas menores (small claims court). Todos los estados tienen estos tribunales y su finalidad es resolver disputas por una suma de dinero relativamente pequeña. Los casos que suelen resolverse en tribunales para demandas menores son conflictos entre locatario y locador, daños menores a la propiedad, restitución de bienes, cuentas impagadas y demandas por trabajos sin terminar o compra de artículos defectuosos. Sin embargo, la característica que define que un caso pueda resolverse en un tribunal de este tipo es el valor monetario de la demanda y no el tipo. La cuantía que define una “demanda menor” varía según el estado: en Delaware, la disputa no puede ser por una suma superior a 15 000 dólares, mientras que en Kentucky, el reclamo debe ser inferior a 2500. En estos tribunales, un juez oye el caso sin los costos y los procedimientos formales requeridos en tribunales de otros niveles. Por ejemplo, no hay jurado y no se aplican las normas formales relativas a la presentación de pruebas. En la mayoría de los estados, las partes pueden contratar un abogado, aunque una minoría de estados (incluidos Michigan y Nebraska) los prohíben. Ya sea por elección o porque así lo estipula la ley, los litigantes suelen representarse a sí mismos, lo que significa que ellos juntan las pruebas y preparan a los testigos. Determinados estados pueden tener otras peculiaridades. Por ejemplo:

  • En Texas, las demandas menores se litigan en el Tribunal de Justicia, y el tope es de 10 000 dólares. Mientras los individuos y comercios o empresas pueden presentar demandas en el Tribunal de Justicia (y se permite la representación de un abogado), los bancos y las compañías de cobros no pueden hacerlo.
  • En California, un individuo puede presentar una demanda menor si es por una suma inferior a 10 000 dólares y, para las empresas y comercios, el tope es de 5000. Sin embargo, no se puede contratar a un abogado, y el demandante no puede apelar la decisión del tribunal.
  • En Florida, el límite para las demandas menores es de 5000 dólares o menos, y el tribunal exige a las partes que asistan a una mediación previa al juicio.
  • En Illinois, el monto máximo para una demanda menor es de 10 000 dólares, y usted puede solicitar la asistencia del tribunal para cobrar el dinero si la sentencia es a su favor.
  • En Nueva York, el límite depende del lugar en el que viva: puede presentar una demanda de hasta 3000 dólares en el tribunal de un pueblo o de hasta 5000 en el tribunal de una ciudad. Las sociedades y corporaciones (que no sean corporaciones municipales) deben presentar las demandas menores comerciales ante un tribunal de ciudad.

 

Si desea hacer una demanda ante un tribunal para demandas menores, primero deberá presentar un formulario ante el secretario del tribunal local. En este, se debe describir la causa de la petición (es decir, los motivos que justifican iniciar un pleito), el monto que se reclama y quiénes son las partes. También deberá asegurarse de que la persona o entidad a la que demande sea notificada sobre el proceso. El tribunal fijará una fecha para oír el caso. Si una de las partes no se presenta ante el tribunal en la fecha pautada, el juez puede oír el caso relatado por una de las partes –y decidir a favor de esta–, o bien, desestimar el caso.

El tribunal para demandas menores ofrece a los individuos, empresas y comercios una forma valiosa de resolver disputas que, de otra manera, no llegarían a un tribunal. Sin embargo, dado que las partes son en gran medida responsables del éxito del caso, los errores pueden ser costosos. Por otra parte, en los tribunales para demandas menores puede ser difícil cobrar el dinero reclamado. Por lo tanto, es necesario considerar bien las ventajas y desventajas de este proceder y si quiere llegar a una resolución de manera informal antes de recurrir a un tribunal.

 

Kathleen Davies es redactora de GetLegal.com. Se graduó en la Facultad de Derecho de la Universidad de Michigan, y ha ejercido el derecho e impartido cursos de redacción jurídica e incidencia política.