Custodia de niños y padres solteros

Read in English

Si usted es padre, ya esté casado con su pareja o no, es probable que tenga las mismas preguntas sobre la custodia: ¿quién tendrá la custodia legal?; ¿dónde vivirá el niño?; y ¿cuándo y cómo ejercerá el tiempo de crianza con el niño cada padre? Afortunadamente, los padres que no están casados ​​tienen los mismos derechos (custodia, manutención y tiempo de visita / crianza) que los padres casados, aunque afirmar esos derechos puede requerir un poco más de trabajo.

 

Custodia legal y custodia física

El simple hecho de dar a luz no siempre significa que una madre soltera goce de la custodia legal de su hijo. (La custodia legal implica el derecho a tomar decisiones sobre aspectos importantes de la vida del niño, incluida la educación, la formación religiosa y la atención médica). En cambio, la madre tiene la custodia física, lo que significa que es la principal encargada del niño, o sea, el niño vive con ella. En algunas jurisdicciones, solo puede otorgarse a un padre la custodia legal de conformidad con una orden judicial emitida por un juez, por lo que el padre que desee establecer la custodia legal debe presentar una petición ante el tribunal.

 

Estableciendo la paternidad

Si una mujer está casada cuando concibe o da a luz, se presume que su esposo es el padre de su hijo. Establecer la paternidad cuando el padre del niño no está casado con la madre puede ser más difícil. Si un hombre accede a inscribir su nombre en el certificado de nacimiento de un niño o firma un reconocimiento de paternidad en el momento del nacimiento de un niño, se supone que él es el padre del niño. Este reconocimiento le otorgará automáticamente la misma capacidad para entablar un proceso por la custodia de su hijo ante un tribunal. Si el padre no ha ejecutado un reconocimiento de paternidad, puede presentar un procedimiento de paternidad para establecer que él es el padre del niño. Si la madre no impugna el procedimiento, el tribunal asumirá que él es el padre del niño. Si la madre impugna el procedimiento, el tribunal, puede requerir un análisis de sangre para determinar el ADN de los padres y el niño. Estas pruebas pueden determinar la paternidad del niño con más del 99,99 % de precisión.

 

Determinar los mejores intereses de los niños

Una vez que se ha establecido la paternidad, los padres pueden proceder a negociar la custodia. Los procedimientos de tiempo de custodia y crianza / visitas se llevan a los tribunales de familia. La principal consideración en estas disputas es el interés superior del niño. Este término significa simplemente que el tribunal analizará qué tipo de arreglos de custodia tienen más probabilidades de promover la seguridad, felicidad, salud y bienestar emocional del niño. Para tomar esta determinación, la corte sopesará varios asuntos relacionados con la custodia. Estos problemas incluyen qué padre ha sido el principal cuidador del niño, si existe alguna preocupación sobre el carácter moral de cualquiera de los padres y si alguno de los padres tiene problemas con el alcohol o las drogas. Además, el tribunal también examinará la situación financiera de los padres, el tamaño y la configuración de los hogares de los padres, la existencia de sistemas de apoyo para cuidar al niño si los padres no están disponibles, y la preferencia del niño respecto del padre con quien desea residir.

 

Manutención de niños

Los arreglos financieros para el cuidado de un niño van de la mano con consideraciones del mejor interés del niño. Cuando los padres comparten la custodia legal, el padre que no tiene la custodia residencial paga la manutención de los hijos al padre con la custodia residencial. En los casos en que los padres comparten la custodia física y el niño reside con ambos padres de acuerdo con un cronograma, el procedimiento habitual es que el padre con el mayor nivel de ingresos pague manutención al padre con menor ingreso. Sin embargo, independientemente de los arreglos, recuerde que las leyes de custodia y apoyo varían de estado a estado; asegúrese de que está investigando y asegurando sus derechos de acuerdo con la ley correspondiente.

 

Elliot Schlissel es un abogado con licencia para ejercer en el estado de Nueva York. Su bufete de abogados, con oficinas en el condado de Nassau, el condado de Suffolk y el condado de Queens, ejerce en derecho de familia y divorcio, derecho penal, asuntos de lesiones personales, bancarrota, testamentos y fideicomisos, y defensa de ejecución hipotecaria.