Read in English

En los últimos cuatro años, el debate sobre la marijuana ha aparecido en las noticias con mayor frecuencia. Las leyes estatales aplicables sobre la posesión y el uso de esta sustancia difieren mucho en los Estados Unidos, y muchas están en conflicto con la ley federal. Moverse entre estas leyes puede ser complicado, pero es imperativo que cualquier persona que use o lleve marijuana comprenda exactamente qué tipo de actividad se permite en su estado y qué actividad puede resultar en un boleto, arresto o condena.

 

Ley federal y sanciones

Si usted vive en un estado que ha legalizado la marijuana para uso médico o recreativo, puede sorprenderle saber que cuando la posee, la compra o la vende aún estará violando la ley federal. Estas leyes contradictorias implican que se le puede acusar de un delito federal por acciones permitidas según las leyes de su estado. Es importante tener en cuenta que las leyes estatales no servirán como defensa válida si se encuentra en un tribunal federal por cargos relacionados con la venta, uso o posesión de marijuana.

La Ley Federal de Sustancias Controladas (CSA, por sus siglas en inglés) clasifica las drogas en cinco “Listados” basados ​​en factores tales como su potencial de abuso. Las drogas consideradas más dañinas, que tienen un alto potencial de dependencia y ningún uso médico aceptado, se clasifican en el Anexo 1. Aunque varios estudios han demostrado que la marijuana tiene beneficios médicos, todavía se clasifica como un medicamento de la Lista 1, junto con la heroína y el LSD.

 

Posesión

Una primera infracción por posesión de marijuana de cualquier cantidad se considera un delito menor y puede resultar en encarcelamiento de hasta un año y una multa mínima de 1.000 $. Para una segunda condena, la pena aumenta a una sentencia mínima obligatoria de 15 días, hasta un máximo de dos años, y una multa de hasta 2.500 $. Cualquier condena posterior por posesión, da como resultado una sentencia mínima obligatoria de 90 días, hasta un máximo de tres años, y una multa de hasta 5.000 $.

 

Distribución

La distribución de menos de 50 kilogramos de marijuana se clasifica como un delito grave y se castiga con cinco años de prisión y una multa de hasta 250.000 $. Si un individuo distribuye entre 50 y 99 kg, la pena aumenta a 20 años de prisión y una multa de hasta  1 millón de dólares. La condena por la distribución de 100 a 999 kg resultará en de 5 a 40 años de prisión y una multa de hasta 2 millones de dólares.

 

Distribución a menores

La distribución de más de 5 gramos de marijuana a un menor duplica las posibles penalizaciones. Las posibles sanciones también se duplican para los casos de distribución en zonas que estén a un radio de 1.000 pies de un patio de recreo o escuela, o de 100 pies de una piscina pública o centro juvenil.

 

Parafernalia y accesorios

La venta o importación no autorizada de parafernalia de drogas conlleva un castigo de hasta tres años de prisión. El CSA define la parafernalia de drogas como el equipo que se usa para producir, ocultar y consumir drogas ilícitas. Algunos artículos, como pipas de agua, vaporizadores, bongs y tazones pueden venderse legalmente en cualquier lugar siempre que la venta sea “solo para usarlos con tabaco”; sin embargo, una vez que se usa una nueva pipa o bong con marijuana, queda sujeta a la prohibición de la ley federal.

 

Leyes estatales

En los estados donde el uso médico o recreativo de la marijuana está legalizado, la ley estatal entra en conflicto con las leyes federales aplicables. Como se señaló anteriormente, cuando las leyes federales y estatales de drogas entran en conflicto, la ley federal siempre prevalece sobre la ley estatal. Aunque las administraciones federales anteriores acordaron no desafiar las leyes estatales que legalizan la marijuana, esto ha cambiado bajo la administración de Trump. En enero de 2018, el fiscal general de los Estados Unidos, Jeff Sessions, anuló las órdenes del presidente Obama que desalentaban la aplicación de las leyes federales en los estados donde la marijuana es legal. Queda por ver si, y en qué medida, los agentes federales tomarán medidas para volver a aplicar las leyes federales contra la marijuana en los estados donde ahora es legal según la ley estatal.

 

Marijuana medicinal

El término “marijuana medicinal” se refiere al cultivo, uso o posesión de marijuana por razones médicas. Existe un debate sobre su uso médico, pero un número cada vez mayor de estados (enumerados a continuación) legalizó el uso de la marijuana medicinal y eliminó las sanciones penales por su receta a médicos y pacientes. Se ha introducido una legislación de reforma que terminaría efectivamente con la prohibición federal de la marijuana medicinal, permitiendo a las industrias avanzar hacia la mejora de la investigación. Por ejemplo, si se aprueba, la Ley de Acceso Compasivo, Expansión de la Investigación y Respeto de los Estados (CARES) enmendaría la Ley de Sustancias Controladas al mover a  la marijuana de la Lista I a la Lista II, aliviando las restricciones a los investigadores y permitiendo a los estados establecer sus propias políticas para la marijuana medicinal.

 

Debate de uso recreativo

El uso recreativo de la marijuana significa que la droga se usa sin ninguna justificación médica. Actualmente existe un importante debate sobre si se deben legalizar el cultivo, la venta y el uso de la marijuana para uso recreativo. Entre los argumentos para legalizar el uso recreativo de la marijuana se encuentran el aumento de los ingresos fiscales y los beneficios de reemplazar los productos farmacéuticos tóxicos que provocan un aumento de las adicciones a los opiáceos. Los críticos, sin embargo, se oponen al mayor uso de marijuana por parte de personas más jóvenes que, según ellos, probablemente resultaría de la legalización.

 

Recursos

A continuación se enumeran los 30 estados y el Distrito de Columbia que legalizaron la marijuana para uso médico o recreativo para adultos. Aunque cada uno de los estados enumerados tiene un uso legalizado, es importante tener en cuenta que las leyes con respecto al uso y la posesión varían drásticamente. Use los siguientes enlaces para leer más sobre las leyes de marijuana en su estado.

 

 

Uso médico solamente

  • Louisiana
  • New Mexico

 

Uso médico y recreativo

Bianca Ybarra es redactora de GetLegal.com. Se graduó del Centro Jurídico de la Universidad de Houston y es miembro del Colegio de Abogados del Estado de Texas.