Read in English

Car Accidents

Los accidentes de vehículos de motor provocan lesiones a más personas que cualquier otro tipo de accidente. Las lesiones que sufridas en un accidente automovilístico pueden cambiar su vida en un instante. Es posible que no pueda trabajar más o necesite un tratamiento médico importante. A pesar de que pueda sentirse abrumado por los resultados del accidente, legalmente existen recursos disponibles.

 

Cuando ha sufrido una colisión debido a la negligencia de otra persona, tiene derecho a reclamar una compensación monetaria por todas las pérdidas, desde los sueldos e ingresos hasta los gastos médicos no reembolsados, pasando por la pérdida de su pareja o el dolor físico y el sufrimiento. También puede solicitar el pago de cualquier daño infringido a su vehículo que no esté cubierto por su compañía de seguros.

 

Lo que necesita hacer para reclamar dinero por sus pérdidas

 

Para reclamar la compensación por cualquier pérdida sufrida en un accidente automovilístico, debe demostrar tres cosas:

 

  • Otra persona actuó negligentemente
  • La negligencia de la persona causó el accidente
  • Usted sufrió pérdidas debido al accidente

 

Para demostrar que otra persona actuó de manera negligente, debe demostrar que no tuvo un “cuidado razonable” en las circunstancias que existían en el momento del accidente. En esencia se refiere al nivel de cuidado que una persona común tendría en la misma situación. El exceso de velocidad, hacer un giro ilegal, no detenerse en un semáforo en rojo: todos son ejemplos comunes de falta de cuidado razonable. La definición de “cuidado razonable” depende de las circunstancias: si las condiciones climáticas son malas, incluso viajar dentro del límite de la velocidad legal puede ser irracional.

 

Para demostrar que la negligencia de la otra persona “causó” el accidente, debe demostrar que el accidente no habría sucedido si hubiera tenido un cuidado razonable. Además, debe demostrar lo que se conoce como causa próxima, es decir, que el accidente fue un resultado que se podría esperar razonablemente en función del comportamiento negligente.

 

Finalmente, solo porque haya sufrido un accidente automovilístico no significa que tenga derecho a una gran compensación financiera. En general, el dinero que se paga por una reclamación de accidente de automóvil está destinado a compensar las pérdidas que ha sufrido.

 

Diferentes tipos de compensación disponibles cuando ha sufrido un accidente automovilístico

 

En la mayoría de los casos, cuando ha sufrido un accidente automovilístico, su compañía de seguros o la aseguradora de la otra parte pagarán sus pérdidas. También puede solicitar una compensación directamente a la parte culpable.

 

La compensación por pérdidas en un accidente automovilístico se conoce según la ley como “daños y perjuicios“. Los daños pueden ser compensatorios -diseñados para reembolsarle las pérdidas reales- o pueden ser punitivos, impuestos para disuadir a una conducta ilícita posterior del demandado. Los daños compensatorios incluyen daños especiales y daños generales. Los daños especiales son aquellas pérdidas que son específicamente de carácter económico. Por lo general, estas pérdidas se pueden calcular fácilmente e incluyen salarios o ingresos, costos de atención médica y daños a la propiedad. Los daños generales no tienen un valor económico que se pueda determinar fácilmente e incluyen el dolor y sufrimiento, así como la angustia emocional. En los casos de accidentes automovilísticos, los daños punitivos solo están disponibles  si el acusado actuó cometiendo algo más que una simple negligencia. Los diferentes estados aplican diferentes estándares, señalando un comportamiento que es extremadamente negligente, insensible, imprudente, intencional o malicioso. Algunos estados ponen un límite al monto de daños punitivos que puede recuperar un demandante.

 

Qué hacer cuando ha sido herido en un accidente automovilístico

 

Su primera preocupación cuando haya sido lastimado en un accidente automovilístico debe ser su bienestar físico. Si, por alguna razón, no cree que pueda moverse por su propia cuenta, no intente hacerlo. Espere a que lleguen los profesionales médicos de emergencia y permítales determinar exactamente cómo deben tratarle. Asegúrese de decirles cualquier cosa que parezca fuera de lo común, independientemente de lo poco que pueda parecer. Con frecuencia, las lesiones más debilitantes (lesiones en la espalda, el cuello o la médula espinal) no son evidentes en los momentos iniciales tras un accidente automovilístico.

 

En todo momento, y con todos los cuidadores médicos, solicite que todo esté documentado por escrito. Esto puede ser crítico cuando llega el momento de reclamar una compensación por sus lesiones. Incluso si sus lesiones parecen leves y puede abandonar el lugar por sus propios medios, debe ir a un centro de emergencia o concertar una cita con su médico personal lo antes posible. Los síntomas pueden comenzar a aparecer después de una semana más o menos; cuanto más tiempo pase antes de recibir atención médica, más probable es que los proveedores de seguros consideren que sus lesiones no están relacionadas con el accidente automovilístico.

 

Hay otros dos pasos críticos que debe seguir después de un accidente automovilístico: recopilar tanta información como pueda sobre los otros conductores, así como sobre posibles testigos; y, si es posible, tomar fotografías de todo lo relacionado con el accidente, incluidas sus lesiones, daños al vehículo y las condiciones de la carretera en el momento del choque. Estos pasos ayudarán a su abogado a preparar su caso para una reclamación completa y justa por sus pérdidas.

 

Si decide iniciar acciones legales para reclamar la compensación por sus pérdidas, tendrá que contratar a un abogado lo antes posible. Cuanto más espere, mayor es el riesgo de que se pierdan las evidencias o que los testigos olviden lo que vieron o no pueda encontrarlos. Además, según lo que se conoce como el estatuto de limitaciones, hay un periodo de tiempo limitado dentro del cual puede presentar una reclamación por sus pérdidas.

Social Share