Ley de Acreedores-Deudores

Read in English

Los diferentes tipos de relaciones entre deudor y acreedor

Debtor–Creditor Law

Si tiene deudas pendientes y no puede pagarlas, puede tratar de vender parte de sus propiedades para liquidar sus obligaciones. Usted puede hacer esto a través de una declaración de bancarrota formal (aunque debe cumplir con los requisitos para liquidar deudas bajo el Capítulo 7), o puede vender su propiedad privada. Independientemente del método que elija, la relación jurídica entre usted y sus deudores determinará a quién se paga primero y cómo será el proceso.

En un procedimiento legal para cobrar las deudas pendientes de pago, siempre se dará prioridad a las partes que tenían un gravamen sobre los activos (un acreedor garantizado). En consecuencia, si intenta vender una propiedad para satisfacer deudas pendientes (ya sea a través de un procedimiento de quiebra o en privado) tendrá que pagar primero a una de estas partes con deuda garantizada. El gravamen se puede crear por acuerdo de las partes, por ley, o puede ordenarlo un tribunal.

Si se pagan todos los gravámenes y aún quedan fondos, se pagará a continuación a cualquier parte con un “interés prioritario”. Los intereses prioritarios son establecidos por la ley estatal y / o federal.

Si se han pagado todos los acreedores garantizados y todos los acreedores con un interés prioritario, y aún quedan fondos, los acreedores sin garantía, sin intereses legales prioritarios, tendrán derecho a recuperar la deuda.

Si usted elige vender una propiedad a través de una solicitud de bancarrota, el proceso será regulado casi exclusivamente por la ley federal (el código de bancarrota federal). Si, sin embargo, opta por resolver sus problemas de deuda fuera del proceso de quiebra, sus acciones pueden regirse por leyes estatales o federales. La mayoría de los gravámenes son ejecutables bajo estatutos estatales, pero hay leyes federales, tales como la Ley de Prácticas Justas de Cobro de Deudas y la Ley de Protección de Créditos al Consumidor que pueden limitar sus acciones en una disputa entre deudor y acreedor.