Read in English

Wrongful Death

Una demanda por muerte injusta le permite reclamar una compensación financiera cuando alguien causa la muerte de un ser querido.

Quién puede recuperar daños en un juicio por muerte indebida

Las leyes que rigen las acciones de muerte injusta varían de un estado a otro, pero todos los estados limitan las partes que pueden pedir una compensación a ciertos miembros de la familia, generalmente cónyuges e hijos. En algunas jurisdicciones, los padres pueden reclamar daños por la muerte de un hijo. Una demanda de muerte por negligencia habitualmente se lleva a cabo por el representante personal de la herencia, que está nombrado en el testamento del fallecido, o designado por la corte de sucesiones.

Tipos de daños recuperables en una acción de muerte injusta

Las pérdidas de patrimonio que pueden recuperarse también varían de estado a estado. Sin embargo, como regla general, todas las pérdidas financieras (también conocidas como “pecuniarias”) son recuperables. Esto incluye:

  • Cualquier apoyo financiero que el difunto hubiera proporcionado
  • Cualquier gasto médico no reembolsado incurrido por la herencia debido al accidente que causó la muerte
  • Cualquier funeral o gastos de entierro

Algunos estados permiten lo que se conoce como daños no económicos. Por ejemplo, un cónyuge puede reclamar por la pérdida de pareja, o por la pérdida de los servicios que el difunto hubiera proporcionado a la casa. Otros estados permiten a los niños obtener una compensación por “pérdida de orientación y nutrición”.

En situaciones extremadamente limitadas, los herederos pueden reclamar daños punitivos, diseñados para escarmentar al malhechor, además, responsable de una conducta desenfrenada o atroz que causó la muerte.

Acciones de supervivencia

La mayoría de los estados permiten los herederos presentar lo que se llama una “acción de supervivencia” después de una muerte injusta o accidental. La diferencia principal entre un juicio por muerte ilícita y una acción de supervivencia es que una reclamación de muerte por negligencia permite reclamar indemnización por las pérdidas sufridas por aquellos que todavía viven -hijos o cónyuge-, mientras que una acción de supervivencia solicita daños en los que el difunto hubiera incurrido si no hubiera muerto. En consecuencia, los herederos no pueden reclamar una indemnización en un juicio por muerte injusta debido al dolor y el sufrimiento experimentado, pero la herencia podría hacerlo en una acción de supervivencia.

Social Share