Negligencia

Read in English

Negligence

Aunque puede presentar una reclamación por lesiones personales sufridas como resultado del acto intencionado de otra persona, la mayoría de las demandas por lesiones personales se litigan bajo la teoría legal de la negligencia o el descuido. Para reclamar con éxito los daños y perjuicios bajo la teoría de la negligencia, la parte lesionada debe demostrar que:

  • La persona que causó la lesión no actuó como lo haría una persona razonable.
  • La falta de acción es la causa razonable de la lesión.
  • La parte lesionada realmente sufrió pérdidas debido al accidente.

 

El estándar de cuidado

Las leyes de negligencia asumen que cada persona tiene el deber, en toda conducta de su vida diaria, de actuar como lo haría una persona razonable. Al conducir un automóvil, al construir una casa, al mantener la propiedad, al diseñar o comercializar un producto, una persona involucrada en cualquier actividad debe actuar razonablemente. El estándar de “persona razonable” no considera lo que haría una persona típica o promedio, sino que se basa en una especie de combinación de estándares comunitarios. En un caso de lesiones personales, el jurado tiene la responsabilidad de determinar si las acciones del acusado fueron razonables. Las acciones irracionales se consideran una violación del estándar de cuidado.

 

Causalidad

La ley de negligencia requiere dos tipos de causalidad:

  • El hecho ilícito del acusado debe haber sido la causa real, de tal manera que la lesión no hubiera ocurrido si el demandado no hubiera actuado incorrectamente.
  • El hecho ilícito también debe ser la causa “próxima” de la lesión, lo que significa que el tipo de lesión ocurrida debería haber sido razonablemente previsible para la persona que cometió el acto ilícito atribuido al acusado. En otras palabras, la lesión no debe haber sido el resultado de un evento totalmente impredecible o una cadena de eventos.

 

Clases de negligencia

  • La negligencia simple es la falta de cuidado razonable. Por ejemplo, un conductor que hace un giro sin verificar si alguien ha comenzado a cruzar la calle probablemente sea culpable de negligencia simple.
  • La negligencia grave se define como un descuido tan grande que equivale a una despreocupación irresponsable respecto a la seguridad o la vida de los demás. Por ejemplo, un conductor que acelera en una zona escolar anunciada, cuando están dejando salir a los niños y estos están subiendo a los autobuses.

Si la negligencia es “simple” o “grave” puede afectar a la responsabilidad sobre los daños. Por ejemplo, un hallazgo de negligencia simple no respaldará los daños punitivos.

Los daños se clasifican tal como se explica a continuación.

 

Daños y perjuicios

La ley de negligencia proporciona una base para reclamar las pérdidas reales. A pesar de que un demandado puede haber actuado con descuido, si no hay una pérdida monetaria real y comprobable, no habrá recuperación financiera. Las víctimas de accidentes pueden alegar los siguientes tipos de daños:

  • Daños compensatorios: este tipo de daños incluye daños especiales y generales
    • Los daños especiales compensan a las víctimas por todas las pérdidas financieras reales sufridas o los gastos incurridos, por lo que las víctimas deben realizar un seguimiento de salarios perdidos, gastos médicos, facturas, daños a la propiedad y otras pérdidas, incluidos los costos asociados con planes cancelados.
    • Los daños generales incluyen la compensación por otros tipos de daños sufridos en un accidente, como dolor y sufrimiento físico y angustia emocional. Una víctima de un accidente que experimenta un trauma persistente (insomnio, depresión, etc.) y que puede establecer un vínculo entre el trauma y el accidente puede tener derecho a cobrar daños por angustia emocional.
  • Daños punitivos: en casos de accidente, este tipo de daños solo está disponible si las acciones del acusado fueron especialmente culpables, es decir, si el acusado actuó con negligencia grave. Como su nombre indica, los daños punitivos están destinados a castigar al acusado con la severidad suficiente como para disuadir acciones similares en el futuro.

Social Share