Préstamos y nota promisoria

Read in English

La nota promisoria: su promesa de pagar su casa

Préstamos y nota promisoria

Un error común entre los compradores de vivienda es la suposición de que la hipoteca es la obligación legal de pagar la cantidad financiada por el banco o prestamista. Una hipoteca establece un acuerdo de garantía, comprometiendo su casa como garantía para el préstamo. Sin embargo, es el pagaré el que establece los términos del pago: la tasa de interés, la cantidad de años, el monto de su pago inicial y el importe principal financiado. Con esa información, puede calcular el monto de su pago mensual.

Los términos del pagaré especificarán cómo se reembolsará. Si bien los pagarés vinculados a la compra de una vivienda, conocidos también como pagarés hipotecarios, generalmente requieren pagos periódicosdurante un período de tiempo específico, un pagaré puede ser una nota a la vista, de modo que el prestamista puede exigir el reembolso total según sus términos.

El pagaré identifica a las partes, las obligaciones y las contingencias del acuerdo de reembolso. Por ejemplo, un pagaré especificará qué constituye un pago atrasado, qué constituye incumplimiento y qué recursos están disponibles en caso de incumplimiento. Frecuentemente los pagarés contienen una cláusula de “aceleración”, que le permite al prestamista solicitar el pago de todos los montos adeudados si el deudor alcanza un cierto nivel de morosidad.

Un pagaré para pagar la cantidad financiada para la compra o renovación de una casa no estará garantizado por la propiedad, a menos que las partes firmen un contrato de hipoteca o seguridad. Si vende propiedades a plazos a otra persona, es fundamental que registre el gravamen o la hipoteca, de modo que esté protegido si la persona intenta vender la propiedad a un tercero.