Repasemos el concepto de la legítima defensa

Read in English

Tras la destrucción del huracán Michael, se difundió el video de un concejal de Lakeland, Florida, en el que le disparaba a un hombre por sospechar que estaba saqueando su tienda. Los abogados del concejal, quien fue acusado por homicidio en segundo grado, dijeron no estar seguros de si utilizarían en su estrategia de defensa la figura de “stand your ground” de Florida (actuar en defensa propia, incluso mediante el uso de fuerza letal, aunque retirarse del lugar de forma segura sea posible). Este incidente es el último en poner en el ojo público el uso y la efectividad de las leyes de “stand your ground”.

Si bien aproximadamente la mitad de los estados exigen que una persona se retire ante una amenaza de violencia antes de recurrir al uso de fuerza letal, como último recurso de defensa propia, 25 estados tienen leyes que permiten a una persona usar fuerza letal siempre que se encuentre ante una amenaza seria. Es decir, estas leyes le permiten plantarse y usar fuerza letal (“stand your ground”, aunque esta frase se utiliza explícitamente en solo diez leyes estatales). Las leyes de “stand your ground” derivan de la “Doctrina del Castillo”, la que sostiene que, cuando una persona se encuentra en su casa, no está obligada a retirarse antes de recurrir al uso de fuerza letal. Sin embargo, las leyes de “stand your ground” no limitan el derecho a la defensa propia únicamente al hogar, establecen que una persona no tiene la obligación de retirarse de un lugar en el que esté presente de manera legítima. Según el estado, ese lugar puede incluir su auto o lugar de trabajo.

Además, muchas de estas leyes de “stand your ground” brindan varios grados de inmunidad ante demandas civiles y acciones penales. Sin embargo, la ley de Florida se destaca no solo porque brinda inmunidad civil y penal, sino también porque, según esta ley, en un caso de “stand your groundel onus probandi pasa del acusado al estado. Una vez que un acusado elige una defensa amparándose en la figura de “stand your ground”, se supone que tuvo un temor razonable ante el “peligro inminente”, y el estado debe probar lo contrario.

La figura de “stand your ground” ha estado en el centro de varios casos controversiales, incluido el asesinato de Trayvon Martin. Sin embargo, los esfuerzos recientes para derogar o limitar tales proyectos de ley no han tenido éxito. Independientemente de si este último caso termina girando en torno a la figura de “stand your ground”, es probable que estas leyes sean el centro de debates en los próximos años.